julio 08, 2006

Cuando tenia 25

1. Cuando nací hubo tormenta, hace 25 añitos.
Uhmm, pensó mi madre. Esto no es buen presagio.

2. Dicho y hecho, al año y medio ya no me soportaban.
Cuando nació mi hermano ( que ahora es mucho más alto que yo y a quien ya no puedo torturar) decidieron enviarme a pre - pre - pre kinder.

3. A los tres años aprendí a leer, lo cual representaba un potencial problema porque leía cuanto gráfico se asemejara a las letras.
Me pregunto porque los libros de los adultos serán tan aburridos y sin dibujos?
Desde ese remoto momento me propuse llenar los libros de mi padre con algo de color.
No le hizo mucha gracia, me parece.

4. Cuando volvimos a Perú me autoproclame guardaespaldas de mi hermano. De no habernos llevado muy bien, ahora era de seguridad personal, además de instructora de karate, kendo y cualquier otra disciplina marcial como morder al primero que intentase tocarlo. Mis primos fueron utilizados como conejillos de indias para efectos de demostración.
Oh, oh. Esto significa que no me vas a prestar tus juguetes?

5. En el colegio tuve una primera etapa de crisis al creer que mi madre me abandonaría en aquel horrible lugar.
Eso que el colegio estaba frente a la casa.
Aullaba como alma en pena cada vez que se demoraban más de 5 segundos en recogerme.

6. Ni modo, pensé un día, son 11 los años que voy a estar encerrada en esta prisión, así que hagamos algo provechoso.
Me di cuenta de que me encantaban las actuaciones, los disfraces, los colores y por supuesto leer.
Seguia dibujando donde no debía.

7. Que rápido transcurre el tiempo, de pronto ya estaba en secundaria y la vida me parecía que aun no habia comenzado para mi,.
En el interin nació Silvana y luego Claudia.
Eramos cuatro retoños.
Dejé de lado mis libros y me dedique a escribir, no sin algo de temor por exponerme de esa manera a crear algo. Así como pintar no? El pintor expone su alma en cada pincelada.
Realmente era muy chancona en el colegio de monjas. Tristemente me enseñaron muchas cosas de la manera incorrecta, como por ejemplo el tema del matrimonio, la virginidad, el respeto que más bien parecia el temor a todo y por todo, y por supuesto, adorar a los santos.
Un día me pegué mi primera borrachera. Fue un desastre.

8. En el ultimo año del colegio me di cuenta de que quería ser pintora, pero como “iba a morir de hambre”, decidí estudiar diseño grafico.

9. Tres años de carrera pasaron volando y cuando terminé tenía 20.
Dios mío! En que momento acabé el colegio?
Bueno aquí estoy, terminé de estudiar Diseño Gráfico en la Toulouse.
Ahora a conseguir trabajo.
Opsss...

10. Eran 20 años, y mil cosas se acumularon en mi cabeza.
Fue por el profesor de Historia del Arte que descubrí el teatro y me enamoré irremediablemente de el (del teatro por supuesto)
Durante esta época tuve mil problemas con mi familia, muy represora para mi gusto.
Nadie me quería. Ni siquiera el perro me movía la cola.
Me enredé con un tipo casado, se fue mi mejor amiga a Japón por tres años y fue la primera vez que me sentí morir de la decepción de todo, del diseño, del teatro, de mi familia, de mi misma.

11. Pero como no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista, a los 22 decidí hacer teatro y después de 8 meses de arduo y juergero trabajo presentamos una muestra que duró más de lo previsto.
“ Como crear una historia y casi fracasar en el intento”.
Fue una de las experiencias más gratificantes y emocionantes que halla tenido, pero la verdad, aquí entre nosotros, fui un desastre actuando, tan es así que el director me pidió que me retirase del grupo.
Fuchi, me dijo. No sirves para actuar!. No nos llames, te llamamos.
A raíz de tan dolorosa experiencia comprendí que en la vida a veces se pierde.Ouch...
Después estuve haciendo danza, un poco de música (piano), dibujando figura humana y finalmente dramaturgia.
Me he convencido de que lo que quiero hacer es pintar, claro sin dejar de lado el diseño que no acaba de sorprenderme.

12. Si, ya sé, que aburrida es mi vida, pero ya termino. En este momento tengo 25 años, un novio al que adoro, una gata preciosa, una mejor amiga a la que quiero horrores y mil doscientas historias dándome vueltas en la cabeza.
No será esta una más de mis historias, un invento mío de mi?

SE FINNI.

1 Comments:

Blogger chicamigraña said...

Es increíble mirar a trás y darse cuenta de como han pasado los años. No se en que momentó terminé los cinco años de universidad si aun recuerdo mi asombro cuando entré a mi salon, porque era la prmera vez que veia la universidad donde habia postulado (nunca quise ir a ver mi facultad antes de hacer el examen) y ahora ya son casi dos años que salí de ahi... que extraña es la vida y los caminos que tomamos.

saludos

21:52  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home