agosto 14, 2006

De la Cruz y Guerrero

Hoy desperté extrañándote.

Raro.

Y te busqué por diestra
y en siniestra.

Dueña soy de un corazón
( uno sólo tengo )
zurcido ya tantas veces,

Si tu lo quieres
a pesar de las horas acumuladas
de las carreras y sobresaltos
de tantos y tantos errores
de aciertos, presunciones
de ausencias y vacíos
de un tiempo que ya se fue
y de uno que pronto vendrá,

tómalo es todo tuyo,

el sabrá como quererte,
aunque en algún momento
probablemente
tenga que volver a zurcirlo.


( ya sabes que siempre,
y para no perder la costumbre
hago algo que sepa
a locura)

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home